sábado, 28 de octubre de 2017

El Salto de la Olla

Muy cerca de Azuel se encuentra uno de los lugares donde al parecer iban los jóvenes del pueblo a disfrutar de unos baños frescos en épocas estivales o también a pasar un buen rato junto a los bloques de piedras que conforman una de las zonas más singulares y abruptas de nuestro pueblo, se trata del Salto de la Olla.


La presencia de agua paradas y llenas de vegetación que hay antes de llegar al Salto de la Olla no parece indicar el desnivel que un poco más abajo adquiere este pequeño arroyo.


Siguiendo su curso llegaremos hasta la zona conocida como Salto de la Olla y el nombre le viene de una zona por la que se cruza el arroyo que se encuentra sobre un profundo "boquete" y entre dos grandes bloques de granito tan característicos del Valle de los Pedroches.



En los alrededores de la misma podemos observar incluso algún que otro nido de golondrina daurica que lo hacen pegado al techo de una pequeña cueva y con una estrecha entrada. Su forma característica de botella partida por la mitad y pegada al techo lo hacen inconfundible.





El caos de bloque de granito de la zona, rodeado además de dehesas de encinas, lo hacen de una belleza inusitada.


El lugar exacto conocido como Salto de la Olla está en este bonito y peligroso lugar por el que se salta de una piedra a otra (extremando el cuidado) y debajo a unos metros se situa el agua del arroyo del Endrinal.
El acceso al mismo no lo explico, la gente del pueblo sabe perfectamente donde se encuentra, porque se hace a través de fincas privadas en las que hay que solicitar permiso para poder pasar.


Cuantos de los habitantes de Azuel han disfrutado de un salto, un baño o una tarde al sol en esta zona?



domingo, 17 de septiembre de 2017

Almorranos y la Previsión del Tiempo

La sabiduría popular no tiene límites y la transmisión de sus conocimientos tampoco debería de tenerlo y aquí os dejo una muestra más de como nuestros mayores interpretaban lo que la naturaleza nos da y nos quiere decir. Los "almorranos" son unas hierbas perennes que crecen a finales del verano y principios de otoño y que su aparición, su forma, su tamaño son usados para predecir el tiempo que va a hacer durante ese otoño o la primavera que viene.



El nombre científico de los "almorranos" es el de Drimia marítima y su nombre común el de cebolla almorrana, una planta venenosa que se llega a utilizar para aliviar el dolor provocado por la picadura de los escorpiones y existía la creencia de que su cebolla troceada y colocada debajo de la cama aliviaba las hemorroides.


Pues bien este año, y según los amigos Alfonso Cachinero, Gabriel Ortega y Bartolome Serrano, podemos decir que los primeros en crecer dan una predicción sobre el otoño será medianamente bueno para el campo.



Y luego, según ellos, han aparecido otros "almorranos" más tardíos y más pequeños que indican que el final del invierno y comienzo de la primavera serán malos hidrologicamente hablando, aunque el final de la primavera mejorará algo.


Este método predictivo está aprendido por estos amigos de sus mayores, no sabemos la fiabilidad científica que pueda tener, pero si que era la única forma que había en su momento para intentar predecir como iba a ir las tan necesarias lluvias para el campo. Equivocarse supongo que se equivocarán porque fiabilidad del 100% no lo tiene ni siquiera los modernos sistemas de predicción del tiempo que hoy tenemos. Pero lo que es seguro es que ellos lo hacen desde lo más profundo de sus convicciones y con la confianza de contribuir a perpetuar los conocimientos que sus mayores le hicieron.



Así mismo quiero agradecer a Alfonso Cachinero (hijo) el que me dijese cual era el nombre científico de la planta en cuestión. Y no estaría de más que si alguien sabe algo al respecto de estas plantas y las predicciones del tiempo haga los comentarios que crea oportuno para seguir ilustrándonos.




viernes, 15 de septiembre de 2017

La Catedral de los Pedroches

En Hinojosa del Duque se encuentra la iglesia de San Juan Bautista, que es conocida como la "Catedral de los Pedroches" por su majestuosidad, aunque realmente no es más que (y no es poco) un bello templo que aglutina distintos estilos como el barroco, el plateresco y el gótico. 



Otros la conocen como la "Catedral del Granito" por la evidente utilización de este material tan característico de la zona.



Su torre es el precedente de la afamada mezquita de córdoba, ya que se construyo diez años antes que esta.


Una vuelta por este templo y las calles y plaza adyacentes es una oportunidad más de conocer rincones del Valle de los Pedroches que son tan desconocidos como poco valorados.




viernes, 1 de septiembre de 2017

Majanos de Piedra

El Valle de los Pedroches es una secuencia de granito y encinas aderezados con un poco de tierra de dificil cultivo casi en su inmensa mayoría y es digno de ver las obras de arte que se realizan  por estas latitudes con el granito y la pizarra. Pero nunca había podido ver como incluso las piedras que no se utilizan  o para construcción de pozos, vallas, casas, zahurdas y un largo etcetera y que simplemente están "tiradas" en la dehesa, se coloquen de una forma tan ordenada como estos majanos cerca de Azuel.


Y es que ha tenido que ser una persona muy primorosa la que ha ido colocando piedra sobre piedra, aprovechando de base otras más grandes, y a la vez que limpia la dehesa proporciona refugio a insectos, pequeñas aves, reptiles e impide accidentes al ganado y a las personas que anden por la finca y además mejora la estética y la vista del paisaje.


Y es que no me cansare de decirlo, el manejo de la piedra en estas tierras debe de ser considerado patrimonio a conservar. Esto no es trabajar esto es un arte que desgraciadamente se está perdiendo y eso no podemos consentirlo. Mas interés por las piedras de los pedroches se deberían de tomar las distintas administraciones, ganaremos todos.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...